Se descubre en Sevilla parte de la vía romana que utilizó César para entrar en la ciudad.

 

Hallado un tramo de la vía por la que Julio César entró en Hispalis (Sevilla) (EFE)

Hoy os traemos esta noticia arqueológica. César no fue solo conocido por su ambición política y sus campañas en la Galia, que durante los siglos posteriores miles de angustiados estudiantes  se encargarían de traducir. Su biografía se extiende mucho más allá, dejándonos ver unos orígenes humildes en relación con la fama que luego obtuvo. Y en su recorrido vital, tuvo oportunidades de desarrollar parte de su carrera en Hispania. Así, sabemos que aquí fue cuestor, alternando con las familias más importantes de Gades (en donde según cuenta la leyenda, se lamentó ante una estatua de Alejandro Magno por no haber conseguido ser tan poderoso como él, a su misma edad); que en el 61. a.C regresó como gobernador, emprendiendo campañas que lo llevaron hasta  Brigantium en la actual Galicia; y que el sur de Hispania también fue escenario de la decisiva batalla de Munda, inscrita dentro de la cruenta guerra civil contra los pompeyanos ( 45.a.C.)

La historia de Sevilla y la de César están inevitablemente unidas. Durante mucho tiempo se creyó que había sido él quien había fundado la Colonia Iulia Romula Hispalis sobre un núcleo indígena, aunque hoy esta tesis se discute en favor de otros nombres, señalándose también el papel de Augusto en el posterior crecimiento de la ciudad. En todo caso, se conoce que tuvo importancia en la guerra contra Pompeyo, produciéndose una revuelta (la de Filón) que obligó a César a intervenir. Hoy los arqueólogos afirman haber encontrado la calzada por la que el antiguo triunviro entró en la ciudad. Los restos aledaños parecen indicar que es de la época. Desde aquí os animamos a disfrutar de la noticia.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*